sábado, 8 de enero de 2011

PECHUGA GUISADA (PECHUGA DE LA TATA)



Ponemos en una cacerola todo en crudo, bastante aceite de oliva (un dedo en el fondo de la cacerola), las pechugas (en este caso dos pechugas grandes), 4 dientes de ajo, un vaso de agua, un vaso de vino blanco, sal y pimienta


dejamos hervir a fuego medio hasta que se vaya reduciendo el líquido


ya se van dorando las pechugas

y se ha reducido todo, queda sólo el aceite

en este punto sacamos las pechugas y vamos a hacer la salsa

dejamos a fuego fuerte para que se queme el fondo, sin miedo, como si se pegara 

y enseguida echamos un chorreón de agua para despegar lo quemado, siempre a fuego fuerte, al echar el agua se despega lo quemado

removemos para despegarlo hasta conseguir la salsa


servimos las pechugas partidas o enteras, y nosotros las acompañamos de lechuga muy picada y puré de patatas



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada